Reportaje Cursos
  • Las mujeres inmigrantes soportan mejor el impacto de la crisis que los hombres

  • Ana Peláez Lara Editorial TopFormacion.com - 26 de febrero de 2014
  • VALORACIÓN DEL REPORTAJE: | 0 comentarios

Numerosas personas procedentes de otros países vinieron a España durante los años de bonanza económica. Entre ellas, muchas mujeres africanas, de Europa del Este y Latinoamérica, que decidieron dejar atrás la vida que conocían hasta ese momento y emigrar por distintas razones. Algunas para mejorar su situación laboral, otras acompañando a sus maridos con un contrato prometedor en nuestro país, o como vía de escape a la violencia de género.

El motivo fundamental para abandonar los países de origen es la búsqueda de una mejora en la calidad de vida. En otros casos, cuando existe un conflicto bélico, se busca preservar la integridad física o incluso la vida. Y más a menudo de lo que se puede pensar, y sobre todo en el caso de las mujeres: huyen de sus países natales, tras haber sido captadas por redes de trata de seres humanos, a veces para prostituirse y otras para trabajar en condiciones cercanas a la esclavitud.

Tras la recesión a principios de los noventa, la creación de empleo alcanzó niveles sin precedentes en nuestro país. Se pasó de los 12 millones de ocupados en 1994 a 20 millones en 2008. Este crecimiento coincidió con un movimiento migratorio masivo, por el cual España pasó de ser un país de emigrantes, a inmigrantes. En 1996 medio millón de inmigrantes se encontraban en el territorio, mientras que en 2011 la cifra llego a más de 5 millones, lo que supone un 12% de la población residente en el país.

Mujeres: sustento de la familia inmigrante

La destrucción de más de dos millones de puestos de trabajo se ha producido en el nicho laboral donde la mayoría de "Antes de la crisis había más varones empleados, pero la situación se dio la vuelta" los inmigrantes estaban concentrados antes de la crisis.

Esto puede explicarse por el estallido de la burbuja inmobiliaria. Muchos hombres emigraron de sus países natales a España junto a sus familias, por el auge de la construcción, pero al derrumbarse el sector los varones comenzaron a encontrar más dificultades para conseguir un empleo.

La Federación de Mujeres Progresistas (FMP) desarrolla diferentes programas de atención específica a mujeres inmigrantes, como “Sentirse bien=Integrarse bien. Promoción de la salud de las mujeres inmigrantes” y  “Empleo: Servicio de Orientación e Inserción laboral para la Integración de Mujeres Inmigrantes”. Financiada en parte por el Espacio Social Europeo, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, esta federación se centra en mejorar la calidad de vida de todas las mujeres a través de su desarrollo social y personal.

Hablamos con Rosa Durango, Responsable de Empleo de la FMP. “Las mujeres siempre han sido protagonistas de los procesos migratorios y su fuerza de trabajo ha sido sostenedora de muchas familias tanto en España como de la que dejan en sus países de origen”, afirma. Además, se encuentran en todas las esferas profesionales, pero se concentran en los nichos más precarios por diversas dificultades como “la discriminación que aún persiste hacia ellas, la dificultad para homologar títulos, arraigo, falta de redes familiares y sociales, y muchas más”.

La mujer inmigrante sigue predominando en el ámbito del trabajo doméstico o cuidado de niños y personas mayores, “la mayoría de las veces sin regular legalmente, independientemente de su cualificación académica”, señala Durango.

Los trabajadores inmigrantes tienen menos posibilidades que los nativos a la hora de ser contratados. Suelen ocupar empleos que no exigen demasiada cualificación y marcados por la inestabilidad.

La situación de las extranjeras es más semejante a la de las españolas que a la de sus compatriotas

Según un estudio de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED): “Evolución del empleo y del paro de las mujeres inmigrantes en el mercado de trabajo español. El impacto de la actual crisis económica”, es reseñable que hasta el inicio de la crisis había más varones empleados. Sin embargo, al inicio de esta, la situación se da la vuelta.

La mayor brecha es la de las mujeres africanas. En general, la mayor caída del empleo al comienzo de la crisis se da en los africanos, bajando del 79% al 50%. Los latinoamericanos y europeos del este pierden 23 puntos porcentuales y los españoles 11.

A pesar de ser las mujeres más activas laboralmente que los hombres inmigrantes, hay que tener en cuenta que están marcadas por situaciones precarias, y existen matices dependiendo de variables como la nacionalidad, el idioma, el tiempo de residencia en España y la edad.

En cuanto a las tasas de paro, todos los colectivos se sitúan en torno al 20%, excepto los africanos con un 39%.  Su evolución entre varones, sigue siendo bastante similar. Sin embargo, las diferencias entre sexos se van acentuando entre los inmigrantes. Latinoamericanas y europeas del este soportan mejor los impactos de la crisis que sus compatriotas.

Por nivel de estudios, los extranjeros varones sufren mayor desempleo que las mujeres en todas las segmentaciones. El estudio muestra que cuanto más alto es el nivel educativo, más posibilidades hay de conservar el trabajo, pero destacando la diferencia de género.

Es en el grupo universitario, donde la tasa de empleo de las españolas supera con más margen la de las inmigrantes. Otra conclusión importante del estudio es que la situación de las mujeres extranjeras es más semejante a la de las españolas que a la de sus compatriotas varones.

Es a finales de 2007 cuando las dificultades del sexo femenino a la hora de encontrar trabajo disminuyen progresivamente en comparación con los hombres. En época de crecimiento son ellos el mayor sustento del hogar familiar, mientras que las mujeres son más propensas al desempleo o a los empleos más precarios.

Por lo que se puede concluir, que con el inicio de la crisis económica española la balanza da un vuelco, convirtiéndose las mujeres en principal sustento de la familia inmigrante.

Puedes seguir también a en el perfil de Google+
Enviar a un amigo
Danos tu opinión
VALORACIÓN DE LA NOTICIA:
El correo electrónico no será mostrado
OPINIONES DE LOS USUARIOS TOP
  • Ningún usuario ha opinado todavía sobre este programa, ¿por qué no eres tú el primero? Utiliza el formulario de la izquierda para darnos tu opinión...

En la Redes    Google+ Twitter Facebook
Información legal y cookies | Startup Dotcom, S.L. C.I.F. B-83811877 Pedro Heredia 6 Loft 5, 28028 Madrid
Entidad adherida a Confianza Online

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación de los usuarios. Si sigues navegando por este sitio, estás aceptando nuestra política de cookies.Ver política de cookies