Reportaje Cursos
  • Una familia suiza desarrolla una plantación de espaguetis

  • Beatriz del Rincón Alonso Editorial TopFormacion.com - 10 de junio de 2014
  • VALORACIÓN DEL REPORTAJE: | 0 comentarios

Puede parecer una idea completamente descabellada, pero… ¿y si lo dice la BBC? En 1957, la cadena emitía un reportaje sobre una cosecha de espaguetis en Suiza, y tanta gente se lo creyó, que el teléfono estuvo al borde del colapso. Algunos querían saber si aquello era cierto. Otros, cómo plantar su propio árbol.

Los falsos documentales no son un invento del siglo XXI. Aunque muchos nos enteráramos de su existencia a raíz de la emisión de Operación Palace, de Jordi Évole, la falsificación documental ya se practicaba en los años 60.

Pero ¿qué es un fake?

"El fake tiene éxito en zonas grises, porque deja huecos para que la imaginación del espectador los rellene", Alberto N. García

El falso documental, también llamado fake o mockumentary, es un subgénero que emplea las técnicas convencionales del documental para presentar una historia como si fuera veraz. Pueden presentarse de diversas formas y estilos, pero suelen utilizar las mismas herramientas:

•    Guion cerrado con un principio y un final, que no deje lugar a la imaginación.

•    Actores profesionales

•    Imágenes de archivo reales: se reubican y se acompañan de una voz en off que cambie el sentido.

•    Recreación de texturas: se envejecen las imágenes y se hacen pasar por archivos históricos

•    Entrevistas: se eligen personas de autoridad para ratificar lo que el documental nos cuenta. Según Alberto Nahum García, autor de ‘La traición de las imágenes: mecanismos y estrategias retóricas de la falsificación audiovisual’, y a quien TopFormacion.com ha tenido la oportunidad de entrevistar, “Esa complicidad de profesionales de la información (cuya colaboración, ojo, también puede haber mermado su credibilidad profesional futura) es clave para la efectividad de un falso documental”.

•    Presentación a cargo del propio director: consigue dar sensación  de autoridad, ya que suele gozar de confianza entre los espectadores.

•    Intertextualidad: se inventan referencias, autores o citas de obras inexistentes; o se sacan de contexto.

Precursores del fake

El origen del fake podemos encontrarlo en ejemplos como “The War Game”, dirigida por Peter Watkins y producida por la BBC en 1965, que no salió a la luz hasta 20 años más tarde, por considerarse “demasiado horrorosa” para aquel momento. A través de todo tipo de recursos, contaba la historia de un ataque nuclear soviético a Inglaterra: una Tercera Guerra Mundial. De hecho, se llevó el Oscar al ‘Mejor documental’ a pesar de no serlo.

En 1968 llegó “El diario de David Holzman”, el primer falso documental que salió a la luz, adelantándose a la emisión del de Watkins. La cinta recogía la existencia diaria de un egocéntrico director amateur, atormentado con su vida, que decide grabarse durante una semana.

Falsos documentales que todos debemos conocer

1.    La guerra de los Mundos, de Orson Welles. El más conocido de todos, posiblemente por su repercusión. Siempre que se habla de los fakes, uno se remonta a aquel 30 de octubre de 1938, la víspera de Halloween.

2.    Operación Luna. Precisamente de ahí tomó su nombre “Operación Palace” de Jordi Évole. Muchos misterios giran en torno a la llegada del hombre a la luna, y este falso documental, emitido por la televisión francesa, venía a decir que todo había sido un engaño encargado por Richard Nixon.

3.    La verdad sobre el Polo Norte. En él, Frederick Cook aseguraba haber estado en el Polo Norte un año antes que Robert Peary. No se ha podido comprobar si su intención fue realmente hacer un fake o si Peary iba en serio. Lo que está claro es que su inverosimilitud rozaba la de ‘El Mundo Today’.

4.    Alternativa 3. A finales de los 70, la cadena británica Anglia TV presenta esta historia sobre unos reporteros que, en mitad de una investigación en torno a la muerte y desaparición de varios científicos, descubren un dossier que demuestra el fin de la vida en la Tierra y las tres alternativas posibles para salvar a la población. Para aumentar la credibilidad participaron personajes como Buzz Aldrin, el astronauta en el que se inspiró el personaje de Toy Story ‘Buzz Lightyear”.

5.    La verdadera historia del cine. Cuando Peter Jackson descubre un escondrijo repleto de antiguas películas de nitrato en el cobertizo de un vecino se da cuenta de que tiene ante sí "la más extraordinaria colección de películas que jamás ha existido”. Así comienza este fake, que pretende demostrar que Collin McKenzie fue pionero en el cine y el inventor del cine sonoro y del color. Hoy en día, Jackson tiene que seguir desmintiéndolo.

6.    This is Spinal Tap: este “rockumentary” se ha convertido en uno de los fakes más vistos. Narra el ascenso y la caída de un falso grupo de heavy metal, que lo curioso es que terminado el rodaje, siguió actuando en la vida real y llegó a hacer una gira por EEUU. A través de la sátira, y mediante el uso de hilarantes y exagerados estereotipos y tópicos, el conocido director Rob Reiner construye esta historia en torno al mundo del heavy.

7.    Camaleó: la emisión de un programa de la serie Camaleó, de TVE Cataluña, fue interrumpida por un falso informativo que anunciaba un golpe militar en la URSS y el asesinato de Gorbachov. La repercusión fue tal que el director del área de programas de la cadena, Joan Ramón Mainat, fue destituido. Meses después, la ficción se haría realidad.

La controvertida apuesta de Évole

La emisión de “Operación Palace” dividió a la audiencia despertando todo tipo de críticas. Por un lado, quienes lo vieron como un ejercicio de reflexión. Y por otro, quienes criticaron un engaño para subir la audiencia.

De hecho, fue presentado ante la Comisión de Quejas y Deontología de la FAPE, que acaba de hacer pública su resolución. Según dicho organismo, “no incurre la mala práctica periodística”, y solo buscaba "llamar la atención, obtener audiencia y reflexionar sobre la manipulación". Sin embargo, advierte de que puede resultar  "perturbador para los periodistas que cambian su uniforme de trabajo, de manejar la realidad a utilizar la ficción, para ganar audiencia, aunque con el riesgo de perjudicar su crédito". Como bien advertía nuestro entrevistado Alberto N. García.

N. García, experto en la materia, nos comentaba que de la propuesta de Évole, aunque “elogiaría que lograra que, al menos durante un rato, la gente ‘picara’”, criticaría “el paternalismo simplista de sus conclusiones, intentando, a estas alturas del partido, desmitificar a los medios de comunicación, como si la gente no supiera que los medios parten de un enfoque  determinados, de una línea editorial determinada, etc. O como si no supieran, incluso, que la manipulación existe”.

Entonces, ¿qué opinas de los falsos documentales?, ¿te atreves a cultivar tus propios espaguetis?

Puedes seguir también a en el perfil de Google+
Enviar a un amigo
Danos tu opinión
VALORACIÓN DE LA NOTICIA:
El correo electrónico no será mostrado
OPINIONES DE LOS USUARIOS TOP
  • Ningún usuario ha opinado todavía sobre este programa, ¿por qué no eres tú el primero? Utiliza el formulario de la izquierda para darnos tu opinión...

En la Redes    Google+ Twitter Facebook
Información legal y cookies | Startup Dotcom, S.L. C.I.F. B-83811877 Pedro Heredia 6 Loft 5, 28028 Madrid
Entidad adherida a Confianza Online

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación de los usuarios. Si sigues navegando por este sitio, estás aceptando nuestra política de cookies.Ver política de cookies